FILOSOFÍA

Una manera de pensar, una manera de hacer, una manera de Educar

¨La niñez es la etapa en que todos los hombres son creadores.¨
Juana de Ibarbourou

Nuestro lema, y mucho más importante es que es nuestro objetivo: EDUCAR PARA LA VIDA.

¨Un lugar ,pensado para lo mas preciado que tenemos en la vida ,Nuestros Hijos¨

Esa simple frase significa mucho para nosotros. Significa que educar no es simplemente llenar de conocimientos, significa que entendemos a los niños/as como una totalidad, como personas insertas en una comunidad con un incalculable potencial y que para desarrollarlo necesitan saberes y también, fundamentalmente amor, alegría y ejemplos a seguir.

En Storyland partimos de esa base para transmitir los valores que nos parecen importantes en un ambiente integrador y abierto, reflexivo y creador, optimista y exigente, singularizador y convencional, vivencial y natural, fomentando un clima de contagiosa cercanía y amistad, de sencillez y naturalidad.

Nuestros resultados están a la vista: muchos años de chicos felices y preparados para iniciar la nueva etapa que los espera cuando dejan el jardín.

Vínculo hogar-jardín: creemos en una fluida comunicación con las familias, creando una comunidad de mutua colaboración, teniendo en cuenta que la familia es la primera y principal educadora de sus hijos.

Personas integrales: contribuimos al desarrollo integral y armónico de la personalidad del niño trabajando en todas las áreas: intelectual, socio-afectiva y psicomotriz.

Identidad: favorecemos el desarrollo de la identidad, de la confianza y seguridad en sus capacidades, para actuar con iniciativa y autonomía, para aprender, defender sus derechos y expresar pensamientos, sentimientos y emociones.

Valores: asumimos actitudes democráticas para que los chicos se apropien de los principios necesarios para la vida en comunidad: la justicia, la tolerancia, el respeto por la diversidad y por los derechos de los demás.

Creatividad y autonomía: buscamos conservar la curiosidad y capacidad de asombro del niño, desarrollando su creatividad e independencia en el accionar cotidiano para crear y fomentar la confianza en ellos mismos.

Conocimiento y unidad de vida: consideramos que la escuela debe ser una comunidad social. Más que una preparación para la vida, la vida misma. Y por eso favorecemos la integración de la formación personal de cada niño a través del juego.

Modelo didáctico: nos proponemos enseñar sin enunciar, aportando más que el mero conocimiento. Creemos que para que el aprendizaje sea efectivo, el niño necesita experimentar. Y por eso, nuestro método se basa en el planteo de problemas la formulación de hipótesis y la corroboración por medio de la propia experimentación.

Comunidad: creamos una comunidad donde predomina el clima de libertad, respeto, trabajo, solidaridad y compromiso, y donde se aceptan y respetan las normas, pautas y limites.

Sociedad: fomentamos los valores relativos a nuestra nacionalidad y soberanía porque respetar nuestro lugar de pertenencia es aprender a respetarnos a nosotros mismos y a los demás.